Una escapada al Delta del Ebro

Una escapada al Delta del Ebro

Hoy os llevamos al Parque Natural del Delta del Ebro para visitar un marco de naturaleza incomparable, único y singular de la Costa Dorada. El Delta del Ebro se sitúa a 40 minutos en coche desde nuestro Hotel Port Eugeni. Es una de las zonas húmedas más amplias de la Europa mediterránea. El Delta del Ebro está reconocido como un paisaje de una gran riqueza biológica que reúne una diversidad de flora y fauna, de un valor incalculable a nivel mundial.

El paisaje del Delta está reconocido por su fuerte personalidad. Las tierras en el horizonte totalmente planas le dan un aspecto particular. Los extensos arrozales cambian según las estaciones, son terrosos en invierno, inundados de agua durante la primavera y verdes en verano. En su parte litoral podréis encontrar uno de los paisajes más atractivos de la Mediterránea: grandes lagunas rodeadas por cañizales y juncales con sus playas largas y desiertas.

La pesca en las lagunas es una actividad fundamental de la zona del Ebro que emplea aparejos y artes tradicionales. Favorece los puertos vecinos de Cambrils como: Sant Carles de la Ràpita, l’Ampolla, Deltebre, las Casas de Alcanar, l’Ametlla de Mar y Vinaròs. La agricultura también es una de las grandes bases económicas actuales del Delta, con un predominio claro del arroz.

 

Si nos preguntaríais ¿que se puede hacer en el Delta del Ebro? os recomendaríamos:

Observar aves en la laguna

Es una de las actividades más populares en el Delta del Ebro. Eso sí, dependiendo de la estación del año encontraréis más o menos aves y una mayor o menor variedad de especies. Algunas de ellas tienen colonias estables allí, como los vistosos flamencos o las elegantes garcetas. Otros se dejan ver por el Delta únicamente en época estival o invernal.

 

 

Pasear por la Punta del Fangar

La Punta del Fangar es una península donde habitualmente andan charranes y gaviotas. Lo más llamativo de este paisaje es su aspecto desértico, con sus peculiares dunas móviles extendiéndose a lo largo de 6 km junto al mar. Si vais a hacer esta excursión tenéis que  calcular al menos 3 horas (ir y volver) para llegar hasta el faro.

 

Navegar en kayak por el Ebro

Hacer kayak comporta una buena dosis de esfuerzo y paciencia. Navegar por un río tan enorme impresiona, pero la actividad vale la pena.

 

 

 

 Comer un buen arroz

Todo gira en torno al arroz en el Delta del Ebro, uno de los tres lugares de España con Denominación de Origen Protegida. Los arrozales, esos enormes campos inundados de agua que se pierden en el horizonte, son los grandes protagonistas del paisaje. Hoy en día no hay restaurante en la zona que no ofrezca arroz en su carta.

 

 

 

Descubrir las tradiciones locales

Món Natura Delta de l’Ebre es un centro que podéis visitar con guía o por libre, aunque recomendamos la visita guiada. En este lugar podréis conocer actividades tradicionales como la pesca, el comportamiento de las aves o podréis aprender sobre la importancia de la sal.

Ver kitesurf

Uno de los lugares que hay que visitar es la Playa del Trabucador, una playa de 6 km que se extiende desde el sur de La Tancada hasta la Punta de la Banya. Esta playa es muy especial por varios motivos. Para empezar, el mar la baña por el Este y por el Oeste, así que cuando la recorres ves el mar a ambos lados. En segundo lugar, en algunos puntos es realmente estrecha: unos 50 metros separan sus dos orillas. Pero lo más espectacular a nivel visual es el deporte de kitesurf.

No te lo pienses dos veces! Entra a nuestra pagina web www.porteugeni.com y alojate a pocos kilómetros de ese magnifico sitio que vale la pena visitar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *